jueves, 29 de enero de 2009

Campo de desarrollo cognitivo


¿En que consiste el campo de desarrollo cognitivo?
El campo de desarrollo cognitivo consiste en la capacidad de aprendizaje del niño, la cual va paralela a la maduración de determinados sistemas de respuestas ambientales, biológicas y conductuales. Es por ello que cuando los pequeños entran al jardín de niños tienen ciertas capacidades que corresponden a la forma de vida que llevan con su familia.

Cuando hablamos del campo del desarrollo cognitivo hablamos de todo lo que tenga que ver con conocimiento acerca de formas, tamaños, letras, colores etc.

¿Cuáles son las capacidades cognitivas de los niños en edad preescolar?

Al llegar al preescolar, los niños llegan con ciertos conocimientos importantes como distinguir algunos colores, números, formas, tamaños, etc. Esto es por las observaciones que ellos realizan acerca de lo que pasa a su alrededor, también porque su familia se interesa en enseñarle ese tipo de cosas.
Los conocimientos que los niños tienen al entrar a preescolar también dependen si el infante estuvo en un sitio escolar antes de asistir al jardín de niños como una guardería o un CENDI, pues en estos lugares los alientan a aprender cosas nuevas y desarrollar sus capacidades cognitivas.

Características cognoscitivas de los niños de acuerdo a su edad.

De 3 a 4 años
*Su pensamiento es egocéntrico, animista y artificialista.
*No distingue las experiencias reales de las imaginarias.
*Identifica los colores primarios y algunos secundarios.
*Distingue entre objetos grandes y pequeños, pesados y livianos.
*Distingue con objetos concretos los cuantificadores: muchos, pocos, todos, ninguno.
*Recuerda la melodía de las canciones conocidas.
*Sigue la secuencia o patrón (tamaño, color), que se le da con bloques o cuentas.
*Identifica y nombre objetos que son iguales y/o diferentes.
*Identifica por lo menos 3 figuras geométricas (círculo, cuadrado y triángulo).
*A ciertas partes de sus dibujos les da nombres, pero varía constantemente de denominación ya que carece de intencionalidad al hacerlos.
*Separa objetos por categorías.


De 4 a 5 años
*Hace diferencia entre lo real y lo imaginario.
*Establece semejanzas y diferencias entre objetos, referidas a los elementos tales como forma, color y tamaño.
*Identifica y nombra colores primarios y secundarios.
*Nombre la primera, la del medio y la última posición.
*Cuenta hasta 10 de memoria, pero su concepto numérico no va más allá de uno dos, muchos, ninguno.
*Da nombre a lo que dibujo o construye, y la intención precede a su ejecución. *Maneja correctamente relaciones espaciales simples: arriba, abajo, afuera, adentro, cerca, lejos.
*Puede seriar de tres a cinco elementos.
*Le gusta mucho hacer preguntas, aunque con frecuencia no le interesan las respuestas.
*Su ubicación temporal es deficiente.
*Ordena secuencias con dibujos impresos para formar una historia con relación lógica.
*Comienza la noción de lo estético (expresiones de alegría o rechazo al presentarle objetos bonitos o feos).


De 5 a 6 años
*Su capacidad de atención aumenta notablemente. Permanece hasta 45 – 50 minutos desarrollando la misma actividad.
*Se interesa por el origen y utilidadd de las cosas que lo rodean.
*Realiza seriaciones hasta de 10-12 elementos.
*Coloca varias cosas en orden tomando en consideración algunos de los siguientes criterios: tamaño, tonalidades de un color, grosor, peso o sonido. *Identifica y nombra: círculo, cuadrado, triángulo, rectángulo, óvalo, rombo, hexágono.
*Cuenta por lo menos hasta 20 objetos y dice cuantos hay.
*Identifica los números del 1 al 50, y reproduce por lo menos del 1 al 20.
*Identifica "mas grande que…", "más pequeño que...".
*Sigue la trama de un cuento y repite con precisión una secuencia de hechos.
*Al dibujar o pintar siempre la idea precede a la obra sobre el papel.
*Arma rompecabezas de 20 a 30 piezas.
*Conocer elementos de tiempo

Conclusión
Así como el niño tiene algunos conocimientos hay otros que aún no desarrolla, la lateralidad (izquierda, derecha) o temporalidad (ayer y ahora) por eso el niño en ocasiones confunde la izquierda con la derecha y viceversa, o dice “mañana fui al parque” refiriéndose al día de ayer. Por esto nuestra misión como educadoras es saber los conocimientos con los que llegan los nuevos alumnos para saber en que nivel está nuestro grupo, así reforzarle estos conocimientos y enseñarles otros que son necesarios para su desarrollo.


Bibliografía:

*VERACOECHEA TROCONIS, Gladys:
La Evaluación del niño preescolar.
Segunda Edición. Edición y Distribución OFINAPRO.
Caracas, 2.001.
*Guía Práctica de Actividades para niños Preescolares.
Tomo I y II. Grupo Didáctico 2001, C.A.
Caracas, Venezuela.
*Psicología evolutiva y educación preescolar
J. García Sicilia. Elena Ibáñez
Adoración Juárez. José Linaza.
Álvaro Marchesi. Juan Mayor.
Marcos Monfort. S.J. Palao Esteve.
V. Pelechano. A. Polaino.
N. Sáez Narro. Cosuelo Santafé.
José Luis Vega.
1992, Editorial Santillana, S.A. de C.V.
Reimpresión en enero de 2000

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada